Durante siete ocasiones, los terminales de la Organización Puerto de Cartagena (Contecar y la Sociedad Portuaria Regional de Cartagena)han sido distinguidos como como ‘Mejor Puerto del Caribe’ por parte de la Caribbean Shipping Association (CSA).

Semejante distinción hacen de Cartagena todo un  referente en la actividad portuaria y logística a nivel mundial y sin duda la clave de tanto éxito está en el recurso humano.

La nueva infraestructura, crecimiento de la carga, confiabilidad, productividad y eficiencia son algunas de las consideraciones tenidas en cuenta para estas distinciones.

La competencia por la carga en el Gran Caribe es ardua y cada vez más estrecha y eso lo saben las directivas de esta organización portuaria que han centrado buena parte de sus esfuerzos en capacitar el recurso humano para alcanzar los objetivos.

Muestra de ello es el Centro de Entrenamiento Logístico y Portuario, una apuesta por el conocimiento de talla mundial que está a disposición de los mil empleados de esas dos terminales marítimas de Cartagena, para competir con eficiencia y gran productividad.

La iniciativa se empezó a visionar desde 2012 y solo a comienzos de 2014 empezó formalmente a funcionar. Para su funcionamiento tiene el aval de la Secretaría de Educación Distrital, pues opera como una institución educativa para el trabajo y desarrollo humano, sostiene Ana Milena García Porto, del área de capacitación de Contecar.

“Tienen avalado el programa de operación segura de montacargas, y el programa de operación segura de RTG. Se capacita todo lo relacionado con el entrenamiento de la operación marítima portuaria, y trabajo en altura. Allí se concentra todo el esfuerzo de capacitación de la Organización. No  solo es dictar la capacitación sino el tema del aprender haciendo. Los cursos  se diseñaron no solo teóricos, sino que el estudiante puede practicar de manera simulada o controlada lo que está aprendiendo. Las salas tienen elementos para hacer simulación en trabajo en altura está la plataforma para hacer la práctica,  si estas aprendiendo izaje de carga, tienes todos los elementos. Se hacen prácticas en ambientes controlados sin riesgo y luego se va a campo a hacerlo en la realidad”, precisa.

Por este Centro deben pasar, sin excepción, todos los empleados de la Organización y sus instalaciones están dotadas de todas las facilidades y ayudas tecnológicas que facilitan la labor de los entrenadores para formar al personal en el manejo de todos los equipos que dinamizan al Mejor Puerto Caribe.

Este Centro es capaz de ofrecer capacitación a 200 personas de manera simultánea. En la práctica cada empleado de la Organización puede recibir hasta 600 horas de formación en cursos vitales de temas de seguridad y salud ocupacional, desarrollo humano, asuntos técnicos, ética y valores; y trabajo en equipo.

“La responsabilidad de la Organización para con sus colaboradores, la ciudad y el país en general, nos permitió emprender este proyecto, aprovechando lo mejor de cada persona y buscando las mejores personas. Aquí construimos una capacidad, un conocimiento y los gestionamos, para ser más competitivos”, explicó García Porto.

UN FACILITADOR

Nicolás Escobar Pombo, un cartagenero que llegó al Puerto hace 22 años, justo después de la privatización de los terminales marítimos del país, es uno de los alumnos aventajados del Centro de Entrenamiento Logístico y Portuario, tanto que hoy hace parte del selecto grupo de facilitadores. Su experiencia le permite transmitir conocimiento al nuevo recurso humano que llega a la Organización y que requiere formación portuaria.

Su formación es en electromecánica, en el SENA de Cúcuta. Para ingresar al Puerto solo fue suficiente su hoja de vida. Llegó como un libro en blanco para escribir su historia al interior del Puerto y pasó de ser un operador de grúas móviles, a estar capacitado para operar grúas pórtico, RTG (grúas de patio), montacargas, entre otros equipos.

La primera vez que se enfrentó a una grúa pórtico (equipo utilizado para el cargue y descargue de buques portacontenedores) sintió un “sensación intimidante”. Trabajar en lo alto (cada grúa equivale a un edificio de 20 pisos y su peso es de 1.460 toneladas) es una responsabilidad muy grande, asegura.

Sin embargo, este operador tiene su récord personal en productividad. Ha alcanzado a hacer hasta 59 movimientos por hora, casi que un contenedor de los sencillos por minuto. Su formación en el exterior fue en Alemania y España.

“Estamos formados para ser los mejores, contamos con apoyo tecnológico y formación. Todos le apuntamos a objetivos comunes de la Organización. Hacia 2020 moveremos 5 millones de contenedores al año y ratificaremos que somos el primer puerto del Caribe”, asegura con firmeza este operador de grúas pórtico que hoy alterna su trabajo con sus actividades de facilitador en el Centro de Entrenamiento Logístico y Portuario, único en su estilo en Colombia, porque en materia logística y portuaria, Cartagena es líder y las cosas se hacen a lo bien… a lo bien por Cartagena.

Fuente:  A lo Bien por Cartagena – El Universal