El precio tendría que bajar a menos de US$30 el barril para afectar el ingreso de las firmas en ese país.

Los productores de petróleo en Estados Unidos han logrado hacer frente a una caída de 14% en los precios de la materia prima a través de las llamadas “coberturas financieras”. Estas les permiten fijar rendimientos futuros a través de contratos financieros que garantizan el precio de su petróleo durante el resto de la década.

Este año el precio del petróleo bajó de un máximo de US$55,24 el barril a menos de US$48 esta semana. Según Katherine Richard, responsable ejecutiva de Warwick Energy Investment Group, empresa con participación en más de 5.000 pozos de petróleo y gas, el precio tendría que bajar a menos de US$30 el barril para afectar el ingreso de las firmas en Estados Unidos.

La protección que ofrecen las coberturas financieras ha permitido a las empresas de extracción de petróleo de esquisto (shale oil en inglés) continuar con el auge en la exploración, y ha propiciado un fuerte golpe a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). La organización había propiciado un recorte en la producción para reducir los suministros y elevar los precios.

Fuente:  El Espectador