Aumento en la inversión y en los aranceles para las importaciones, y una mejor distribución  del presupuesto nacional, son algunos de los puntos propuestos por el mandatario. Durante un discurso ante la sesión conjunta del Congreso de Estados Unidos, el presidente Donald Trump presentó cinco objetivos económicos de su administración para el presente año.

Una reforma fiscal para reducir impuestos a empresas y a la clase media; aumento en la inversión extranjera y local; aumento de aranceles para las importaciones; inversión en infraestructura; y una mejor distribución del presupuesto nacional, fueron los puntos propuestos por el mandatario.

Con el objetivo de facilitar los negocios en Estados Unidos, el presidente Trump propuso una reforma fiscal, que además busca ayudar a la clase media que según el mandatario se ha visto reducida y afectada por “errores” de administraciones anteriores. Entre los puntos más llamativos se encuentra también el plan de inversión de US$ 1 billón, que se presentará al congreso para mejorar la infraestructura del país y generar nuevos millones de empleos.

En Wall Street los anuncios del presidente fueron recibidos con optimismo. Así mismo, el índice industrial Dow Jones llegó a una cotización por encima de 21.115 puntos por primera vez en su historia. Por su parte, los índices Nasdaq y S&P también se mantuvieron en niveles históricos.

Fuente:  La República