Los empresarios, liderados por el Consejo Gremial Nacional, prepararon una receta con 94 puntos que pretende impulsar la economía entre 2018 y 2022, luego de los últimos resultados de la variación del Producto Interno Bruto (PIB).

Santiago Castro, presidente del Consejo Gremial y de Asobancaria, comenta que “la Agenda Empresarial 2018-2022 es un documento que aborda asuntos transversales a todos los sectores, o asuntos que generen externalidades positivas para la economía nacional”.

El documento, que será presentado hoy en la Cámara de Comercio de Bogotá, tiene cinco ejes temáticos, entre los que están la tributación; el mercado laboral y sistema pensional; la provisión de bienes públicos; la propiedad, uso y ordena-miento de la tierra; y la facilitación al comercio con racionalización de trámites y procedimientos.

Jorge Humberto Botero, presidente de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda), afirma que un tema importante es la consolidación del potencial económico: “se requiere de un gran esfuerzo para volver a crecer a tasas superiores a 4%, que son las que garantizan continuar con una agenda de progreso social y lucha contra la pobreza”.

Y es que el crecimiento de la economía, desde 2014, ha sido inferior a 4%. Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane) la variación del PIB ha estado entre 3,9% (tercer trimestre 2014) y 1,2% (segundo trimestre de 2017).

Los ejes de las propuestas

Los cinco ejes temáticos de la Agenda Empresarial para el próximo cuatrenio recogen las mayores preocupaciones que los empresarios han expresado en diferentes espacios.

Uno de ellos, como lo ha señalado anteriormente el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios (Andi), Bruce Mac Master, es el de la alta carga tributaria, pues en el caso de Colombia las empresas destinan casi 70% de sus utilidades a los impuestos.

Juan Camilo Cárdenas, decano de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes, dice que se necesita una tributaria que “grave más a las personas y menos a las empresas”.

Otro de los puntos es el tema laboral y pensional. Mientras la tasa de desempleo es una de las cifras que se mantiene en un nivel positivo, por debajo de 10%, y en el reporte del Dane para septiembre fue de 9,2%; esta se mantiene como uno de los porcentajes más altos a nivel mundial.
En el tema de las pensiones, todos los sectores económicos han insistido en una reforma, una de las justificaciones es que hay un hueco fiscal anual que está alrededor de $38 billones.

Otra de las preocupaciones de los empresarios gira alrededor de la propiedad y el uso de la tierra. Y aunque la Ley Zidres y la Ley de Tierras, impulsadas por el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, son algunas iniciativas que se han venido realizando en el tema, aún no están definidas.

El Censo Nacional Agropecuario detalló que el país tiene 26,5 millones de hectáreas con vocación para el agro y solo utiliza siete; mientras que la ganadería tiene 34,4 millones de hectáreas.

Otro de los puntos tiene que ver con la simplificación de trámites. Los empresarios han dicho en varias ocasiones que se deben eliminar algunos procedimientos. El Ministerio de Comercio indicó esta semana que el Gobierno ha intervenido 700 trámites empresariales para agilizar procesos, lo que representó un ahorro de $30.000 millones.

Fuente:  La República