Big Data: Turismo y transformación digital

En Madrid se esta llevando acabo la mayor feria de turismo de Iberoamerica. Es una oportunidad de encuentro muy importante para los lideres de esta industria, ademas de tener la sede de la Organizacion Mundial de Turismo (OMT) es un epicentro de las novedades y tendencias mundiales, que sirven como modelo para los asistentes.

Desde que Colombia comenzó a poner al turismo como una de sus prioridades de promoción como país, la feria Fitur ha sido una pieza clave al momento de hablar de su estrategia de imagen y divulgación.

Previo a este evento, la OMT organiza una serie de debates, talleres y seminarios para hablar sobre temas de actualidad, entre los que ha figurado mucho debatir en torno a la importancia del Big Data, la inteligencia artificial y el desarrollo digital, con el argumento de que quien no se actualiza quedará afuera del mercado, o al menos sufrirá mayores dificultades.

«El uso de la tecnología permite tomar las decisiones para hacer los destinos y productos más eficientes e innovadores. la transformación digital es un imperativo»

Maria Claudia Lacouture

Lacouture dijo ademas, que para avanzar en turismo, los procesos de transformación digital deben ser integrales y liderados desde el gobierno para que todos los actores de la industria, tanto públicos como privados, estén en la misma página y los esfuerzos den frutos en corto plazo dados los rápidos cambios que se dan en el comportamiento de los viajeros.

Para mediados de este año se calcula que la clase media será más de la mitad de la población mundial y será más demandante en materia turística,  lo que obliga a la industria y al Gobierno a adaptarse a la forma en la que se establecen las políticas del turismo y la manera como se hacen los negocios.

Para esto, los Gobiernos deben prepararse. Ofrecer y actualizar sus políticas para estar acorde con las demandas de los viajeros, la necesidad de ofrecer un turismo sostenible y nuevos modelos de negocios, que complementen los servicios tradicionales y que compitan en un campo de juego equilibrado y con reglas claras para todas las partes.

Los destinos inteligentes usan la tecnología para establecer políticas que ayuden a disminuir los efectos negativos de un turismo masivo. La tecnología puede ayudar mucho a tener una idea del uso del suelo y la distribución de los viajeros y así tomar decisiones más correctas. Con el Big Data se puede ver la concentración de personas en un mismo lugar y promover que visiten nuevas partes de la ciudad, por ejemplo.

Por ultimo, las agencias de viajen pueden aprovechar los insumos que les ofrecen las nuevas tecnologías en beneficio de su productividad, ya que estas les permiten un servicio mas eficaz e inmediato, ademas de evaluar con detalle el tipo de viajeros al que quieren llegar.