Amcham Colombia

Empresas con políticas de diversidad e inclusión aumentan en productividad en 30% y satisfacción del cliente en 40%

Durante un conversatorio organizado por AmCham Colomba, se dio a conocer el impacto económico de las empresas con políticas de inclusión. El creciente consumo en sectores como salud y cuidado personal, así como una mayor productividad y rentabilidad en los ambientes laborales diversos son algunas de las formas en que contribuye esta población al desarrollo de Colombia. 

Bogotá, 29 de junio de 2021 (AmCham Colombia).- Mayor productividad, mejora en el ambiente laboral, reducción de costos en atracción de talento y retención de recurso humano y aumento en la preferencia por parte de clientes son algunos de los beneficios medibles que cuentan con políticas claras de diversidad e inclusión.

Así lo expuso Felipe Cárdenas, CEO de la Cámara de Comerciantes LGBTde Colombia (CCLGBTCO), durante el conversatorio “Inclusión y diversidad: el camino hacia la igualdad de derechos”, organizado por la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, en el que destacó a nuestro país como un referente en legislación incluyente en la región Andina y algunas naciones de Latinoamérica. 

“Las empresas más diversas logran elevar la productividad de su talento casi en un 30%, segundo, y pensando en consumo, incrementan casi en 40% la satisfacción de sus clientes, por ende hay más consumo y más referenciación y fidelización de sus diferentes grupos de interés especialmente cuando se muestran amigables con personas de diferentes características, en este caso personas que somos sexualmente diversas”, dijo Cárdenas.

Agregó que “esto evita la rotación en talento porque cuando el entorno laboral es incluyente, las personas están más satisfechas expresándose como son, lo que sienten y a quien aman y finalmente, lo más importante y trascendental en un entorno de dificultad económica como el que vivimos hoy, las empresas más diversas son más rentables. La rentabilidad de una organización que avanza en estos temas se incrementa en algunos casos hasta en un 27%, cifras de dos dígitos que muchas empresa quieren mantener”.

Así mismo, la comunidad LGBT+ en Colombia se posiciona cada vez más como un segmento clave en la recuperación económica del país. No en vano, previo a la pandemia (2019), el poder de compra de esta población fue cercano a los 17.000 millones de dólares, según un reporte de la firma LGBT Capital. 

“El porcentaje de gasto que movió esta población en la prepandemia no es una cifra despreciable ni irrelevante en el entorno de todas las organizaciones, si se tiene en cuenta que LGBT Capital estima que la población LGBT en Colombia está conformada por 2.5 millones de habitantes, mientras que otras entidades siguieren que el porcentaje puede ser mayor a los 3 millones de colombianos”, destacó Cárdenas.

Vea el conversatorio aquí

 Salud y cuidado personal, el sector con mayor consumo 

Otro tema clave es cómo ha venido fluctuando el consumo de esta comunidad en el país, el cual estuvo representado en 2019 en cinco sectores principales: salud y cuidado personal; turismo interno e internacional; servicios profesionales; banca, finanzas y seguros; y entretenimiento, respectivamente, según un estudio realizado por la CCLGBTCO y el Centro Nacional de Consultoría (CNC). 

“Al revisar este mismo escenario en la pospandemia encontramos que, al 30 de abril de 2021, siguió repuntando el sector de salud y cuidado personal; seguido del acceso a tecnología (hardware/software); financiero (fintech); turismo (wellness/vacunación); y membresías y suscripciones”, detalló el CEO de la CCLGBTCO. 

Para la directora ejecutiva de AmCham Colombia, María Claudia Lacouture,  aunque Colombia ha progresado en materia de diversidad e inclusión, aún tiene varias tareas pendientes. “Se deben generar acciones que nos permitan seguir avanzando y, al mismo tiempo, buscar en esta y las nuevas generaciones la posibilidad de corregir los errores históricos y enmendar las injusticias que ha sufrido, a través de los años, la comunidad LGBT”. 

En este sentido, el director de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, Mauricio Hernández, señaló que,en noviembre de 2020 se lanzó el plan de acción de la política pública LGBTI para la garantía del ejercicio efectivo de los derechos de las personas con orientaciones sexuales e identidades de género diversas, el cual está compuesto por 72 acciones estratégicas que involucran a 21 entidades del orden nacional con 95 indicadores para la medición de su implementación durante el periodo 2019 – 2022. 

“Este plan de acción, presentado por el Gobierno Nacional en cumplimiento al Decreto 762 de 2018, marca la primera hoja de ruta de trabajo nacional para la garantía de los derechos de la población LGBTI que, además, incluye una apuesta institucional encaminada a generar condiciones de igualdad que sean efectivas, reales, medibles y que contengan acciones a favor de las personas de estos sectores sociales históricamente discriminadas y marginadas de muchas oportunidades”, puntualizó Hernández.